Angel Perucca

Alto, flaco, bigotes prolijos, peinado a la gomina, sonrisa amplia y reluciente. La estampa de Angel Perucca era la combinación perfecta entre tanguero y crack. Había nacido en 1918, en San Martín, pese a que muchos lo presumían rosarino. Su familia se radicó en Rosario y allí Angel dio sus primeros pasos como futbolista. Arrancó en Intercambio y en 1938 pasó a Newell's. Comenzaba el idilio con la rojinegra.

Por las mañanas jugaba de back izquierdo en la Cuarta, y a la tarde, de cinco en la Intermedia. Con apenas 18 años se erigió en el centrohalf titular. Era impasable, pero fino. Jugaba al ras del piso, con la cabeza erguida. Usaba sus piernas como un estilete para trazar pelotazos hacia los wines. "La pelota es mi novia, ¿cómo querés que te la preste?", solía decir. La gente lo apodó el León del Parque.

En épocas en que todos querían ser centrohalf, él era el mejor. Si hasta relegó a Pipo Rossi de la selección. Con la celeste y blanca disputó 26 partidos entre 1940 y 1947. América lo descubrió en el Sudamericano del 45, en Chile. Allí la Argentina barrió con sus rivales, se alzó con el torneo y la prensa trasandina lo bautizó como El Portón de América. Ese año River le ofreció una millonada para que integre su equipo. La bohemia rosarina pudo más y Perucca le dijo que no al recordado equipo de River apodado "La Máquina".

"¡¡Viva Ñubel!!" gritó tras haber desechado el enésimo intento de River por llevárselo. Sguió deslumbrando en el Parque por tres años más y finalmente pasó a San Lorenzo. Atrás quedaban ocho temporadas, 240 partidos jugados y 20 goles con la casaca leprosa. Como tantos otros, tras la huelga de 1949 se fue a Colombia. Allí defendió los colores de Independiente Santa Fe Bogotá, y enseñó en tierras cafeteras de qué se trata esta milonga del fútbol hasta cerrar su extraordinaria campaña.

De regreso en el país, intentó recuperar sus años de gloria como jugador siendo técnico de San Lorenzo, Colón y varios clubes del Ascenso. Su corazón le dijo basta en una tarde gris de octubre de 1981, en La Plata. Tenía 63 años y su último deseo fue ser enterrado en Rosario.

El León del Parque, el Portón de América, descansa en la ciudad que lo vio brillar.

ESTADÍSTICAS

Angel Perucca debutó en Newell's el 19/03/1939 en Newell's 2 - San Lorenzo 1. Jugó por última vez con la rojinegra el 23/10/1947, en Newell's 1 - Atlanta 1.

Disputó 240 partidos y marcó 20 goles en Newell's.

 
 

Newell's Old Boys

 

 


 

   



Acceso al sitio
 








Recordatorio de Inicio de Sesión Olvidó su Contraseña?
Registrar Registrar
 

facebook.com/elrojinegro

Encuesta

Estas de acuerdo con la contratación de De Felippe?


 
Tenemos 99 invitados conectado(s)

ElRojinegro.com
ElRojinegro.com © 2009/2011 - Página no oficial del Club Atlético Newell's Old Boys